Buscar

La dieta vegana es saludable en todas las etapas de la vida.



Una dieta vegana aporta TODO lo que necesitamos nutricionalmente. Pero, ¿y qué hay de aquello de que hay que comer un poco de todo?


Me gustaría empezar escribiendo acerca de lo que para mi ha resultado ser la piedra angular de mi tranquilidad y confianza para seguir y defender una dieta vegana para mis hijos desde un punto de vista nutricional. Hace unos años, dos de las organizaciones de profesionales de la alimentación y la nutrición más importantes y prestigiosas del planeta, publicaron un informe donde explicaban las conclusiones sobre sus estudios en materia de dietas de origen vegetal. Sendos informes, publicados uno en 2016 por la ‘Academy of Nutrition and Dietetics’ (Academia de nutrición y dietética) de Estados Unidos, y otro en 2017 por The British Dietetic Association (BDA) (La asociación dietética Británica) del Reino Unido, indicaban que una dieta vegana bien planificada es saludable, nutricionalmente adecuada y capaz de prevenir y tratar ciertas enfermedades. Siendo estas dietas apropiadas para cualquiera etapa de la vida, incluidas el embarazo, lactancia, infancia, adolescencia, adultez, vejez, y para atletas.


¡Por fín! Un grupo de expertos de gran prestigio dándonos no sólo la tranquilidad en lo acertada de nuestra decisión, sino el argumento perfecto para plantar delante de todos aquellos que se niegan a aceptar la ideonidad de una dieta vegana para nosotros y nuestros hijos, con la que puedan crecer perfectamente sanos. Y por todos aquellos me refiero principalmente a nuestra familia y amigos cercanos.

Pero claro, siempre habrá alguno que nos diga: “De acuerdo, tus hijos y tu podréis obtener todos vuestros nutrientes de una dieta vegana, ¡pero fíjate que el informe dice que la misma deberá de estar bien planificada! Es decir, ¡será posible pero tiene que ser tremendamente difícil!”

¿Perdón?! Cualquier dieta que uno elija, si no la lleva a cabo de manera bien planificada no es sana en absoluta! ¿Acaso nuestro posible interlocutor es capaz de afirmar que alimentándose únicamente de carne y pescado, y no comiendo verduras ni frutas, estaría consiguiendo todos los nutrientes que su cuerpo necesitaría para estar sano? Cualquier dieta necesita ser planificada si no queremos enfermar por motivo de alguna carencia o exceso en la misma.

Pero claro, cuando uno le busca las cinco patas al gato, se las acaba encontrando… en su imaginación, claro está.

Lo que nos debería de quedar claro es que hay que documentarse y aprender algo sobre nutrición.

Me pregunto cuantos de aquellos que nos cuestionan tienen la más mínima idea sobre lo que necesitan o no comer en su día a día.


Y que tenemos que tener en cuenta a la hora de planificar nuestra dieta y la de nuestros hijos? Pues básicamente lo que llevamos escuchando toda nuestra vida: comer un poco de todo. Aunque ahora por supuesto sabemos que debe de ser integral y de origen vegetal, a no ser que queramos participar en una cruel industria de explotación animal, y de paso enfermar por una de las tantísimas patologías relacionadas principalmente con el consumo de productos de origen animal. Entre las cuales está como primera causa de muerte en buena parte de los países del mundo una de ellas, las enfermedades cardiovasculares.

(Si quieres aprender más sobre enfermedades cardiovasculares visita la web del Dr. Greger. Uno de mis ‘esenciales’ a la hora de propagar el mensaje vegano y de como seguir una dieta equilibrada y saludable).


Es decir, que si basamos nuestra dieta en productos de origen vegetal, no solo estaremos mejorando nuestra salud y la de nuestro planeta, sino evitando el maltrato y la muerte de una media de 10000 seres sintientes a lo largo de nuestra vida. Como dicen los americanos, es una ‘win-win situation’.


Pero claro, si queremos llevar una dieta vegana saludable (no es que a los animales les importe mucho si es saludable o no, mientras no te los comas) no basta con que ese ‘un poco de todo’ sea un poco de todo lo que está en los congeladores y neveras del supermercado donde almacenan los procesados, no. Necesitamos alimentarnos todo lo que sea posible de alimentos integrales de origen vegetal. Fruta, verdura, legumbres, pasta, arroz, frutos secos, setas y champiñones, … y cualquier no procesado o lo menos procesado posible, listo para entrar en nuestras cocinas y sacar de estos un plato delicioso. Muchas veces el producto tal cual, sin necesidad de hacerle nada de nada, resulta sorprendentemente sabrosísimo.


A lo largo de las siguientes semanas iré publicando los distintos nutrientes que nuestro cuerpo necesita, en que cantidades dependiendo de nuestra etapa de desarrollo, y de que alimentos en particular en más fácil obtenerlos. Mientras tanto, recuerden que la clave está en comer un poco de todo siempre que sea integral y de origen vegetal.



¡Buena semana! ¡Nos vemos en el blog!

12 vistas
Suscríbete al blog!

Padre y Vegano .... un blog sobre veganismo y crianza vegana.